Monseñor Valdivieso, “Que el Señor nos de luz, para iluminar a otros ante la crisis”

Monseñor Valdivieso, “Que el Señor nos de luz, para iluminar a otros ante la crisis”

PANAMÁ. 22 DE MARZO DE 2020.    “Que el Señor, que es la luz, nos ilumine y nos de la claridad para iluminar a otros en estos momentos, ante la crisis que vivimos con este virus del COVID -19 que ha tocado la vida, la tranquilidad y la estabilidad del mundo entero”, expresó el Obispo de Chitré y presidente de la Conferencia Episcopal Panameña, Monseñor Rafael Valdivieso, en la Eucaristía celebrada este domingo en el Seminario Mayor San José.

Añadió,  Oremos por todos los profesionales de la medicina, por los enfermeros y por todos aquellos en el campo de la salud que siguen exponiendo sus vidas, su salud y  sus familias; que “el Señor les conceda la luz, la claridad, para poder cuidarse y que siguen sacrificando la propia vida por todos los hermanos”.

Monseñor Rafael Valdivieso Miranda: “También elevamos una oración por aquellos hermanos enfermos por el Coronavirus, por todos los que sufren por esta enfermedad y por los que han partido a la casa del Padre, para que el Señor les conceda la paz, el descanso y gozar de la gloria del resucitado.

Invitó, a los fieles a seguir en este caminar con la confianza puesta en el Señor de que él nos acompaña, y que nos invita con su palabra a tener siempre la serenidad, la calma para poder enfrentar esta pandemia, siguiendo las medidas y cuidados que nos ofrecen los profesionales de la Salud, siempre confiando en Dios.

El Obispo de la Diócesis de Chitré, animó a ver esta pandemia con gratitud, sabiendo que estamos llamados a cuidar de la vida de nuestros hermanos, en las dificultades y las pruebas que nos dan tanto temor, ver en ellas siempre una oportunidad para saber que junto al Señor podemos vencer, superar y tener la actitud clara y serena, sabia, prudente para vencer esas situaciones que son tan adversas que son parte de la vida.

En la vida siempre ha habido epidemias, unas más fuertes que otras, siempre se han llegado a superar; pero mientras llega ese tiempo  debemos escuchar esa voz que nos habla a través de los autoridades y profesionales de la Salud y que nos invitan a vivir con orden y serenidad que la realidad que vivimos es delicada, seria, peligrosa pero en la medida en que entendamos el problema de contagiarnos de este virus o contagiar a otras personas podemos tener la serenidad de controlarlas, evitarlas en casa guardando todas esas líneas y medidas de seguridad.

No pongamos nuestra mirada ante esas cosas negativas que nos pasan por la mente o que muchos están sembrando, monseñor Valdivieso; aconseja, pedirle al Señor en este tiempo donde experimentamos esa oscuridad interior, donde se manifieste en el pánico, la desesperación; “Él nos ilumine y nos de esa claridad para que nuestra vida ilumine a otros”.

 La Cuaresma es un tiempo para reflexionar para mirar hacia adentro y vivir esa experiencia de conversión, de volver a Dios y renovar nuestra fe;  señaló Monseñor Valdivieso, que todo eso el Señor nos propone durante este tiempo de renovar la vida  y ese bautismo, para que nada apague, empañe, destruya, arrebate en nosotros la fe, alegría, el amor, la felicidad la convivencia fraterna y todos esos valores que hacen que el ser humano tenga su plenitud.

“Es un momento para abrir los ojos y darnos cuenta de esos grandes tesoros que tenemos; que el Señor nos ayude a vivir este tiempo y si estamos en casa, aprovechémoslo para que desde ahí podamos transmitir la luz a aquellos seres queridos que nos rodean”, concluyó Monseñor Rafael Valdivieso, presidente de la Conferencia Episcopal Panameña.